¿Qué es la discalculia?

La discalculia es para las matemáticas lo que la dislexia es para la lectura: en lugar de tener dificultades para comprender y utilizar las letras del alfabeto, una persona discalcula tiene dificultades para comprender y utilizar los números.

Un trastorno de origen biológico

Estudios recientes sobre el tema sugieren que la discalculia es de origen biológico. Es un trastorno del desarrollo neurológico que se manifiesta en el mal funcionamiento de ciertas regiones del cerebro, incluyendo la corteza parietal. Esta parte se identifica como el «asiento» de la conciencia numérica.

Qué es la discalculiaSe estima que alrededor del 4% de los niños tienen discalculia, y el 20% de ellos también son disléxicos.

El sentido del número, es decir, la capacidad de saber si una cantidad X es mayor que una cantidad Y, se desarrollaría de manera innata. La disfunción de ciertas áreas de la corteza parietal impide el desarrollo del sentido del número, lo que conduce a un déficit en el procesamiento de la información digital.

Por lo tanto, la discalculia es una discapacidad específica del aprendizaje de las matemáticas y no tiene nada que ver con la discapacidad mental.

Hacer un diagnóstico

Desafortunadamente, la discalculia es la discapacidad específica de aprendizaje menos conocida. A menudo se piensa que el niño simplemente no es «bueno» en matemáticas. Una evaluación neurobiológica, realizada por un profesional y centrada en habilidades matemáticas específicas, proporcionará una imagen clara.

discalculia

En la práctica, un niño discalculado tendrá dificultades para:

  1. Leer y escribir números (inversión de números, como escribir 34 en lugar de 43);
  2. Realizar operaciones aritméticas (cuenta con los dedos);
  3. Recuerda su tabla de multiplicar;
  4. Comprender el significado de los términos matemáticos (suma, diferencia, división, etc.).

Eventualmente, estas barreras se convierten en parte de la vida diaria de las personas, como cuando se trata de medir las cantidades de ingredientes para hacer una receta o pagar en efectivo. Incluso las fechas y horas pueden ser un reto.

Incluso si esta discapacidad de aprendizaje es permanente, la rehabilitación especializada puede mejorar la situación.

Intervenciones, tanto en la escuela como en el hogar

discalculiaLa terapia del habla ayuda a los niños que son tanto disléxicos como disléxicos. El niño discalculado también puede consultar a un profesional, a un logopeda o a un profesor de apoyo para que le ayude a ser cada vez más autónomo en matemáticas, en particular mediante la práctica de una mejor comprensión de los números y las operaciones.

En casa, los padres de niños discalculicos también pueden ayudarles a hacer que las matemáticas sean menos ansiosas al incluir pequeños juegos aritméticos en sus vidas diarias:

 

  • Cuente el número de manzanas en la canasta de frutas.
  • Coloque los juguetes en orden de tamaño (aumentando o disminuyendo).
  • Jugar «en el supermercado» con una pequeña caja registradora para familiarizarse con la moneda.

Todos estos pequeños ejercicios permitirán que el niño se sienta más cómodo con los números y los cálculos una vez que llegue a la edad adulta.

Para recordar

  • La discalculia es una discapacidad de aprendizaje matemático. Esto no es una discapacidad mental.
  • El niño discalculado tiene dificultad para entender y usar los números.
  • Profesionales como un patólogo del habla y del lenguaje o un maestro de apoyo pueden ayudar al niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies