Tratamiento con coco para la piel

El agua de coco es una fuente natural de vitaminas y minerales que contienen muchos electrolitos y antioxidantes que son muy buenos para la salud, en especial cuando una persona está enferma o convaleciente. Para la piel, resulta muy beneficiosa, un tratamiento con coco para la piel comienza ingiriendo el agua de coco natural. Así empiezas a hidratar la piel de adentro hacia afuera, en especial la zona del rostro.

El agua de coco también se puede aplicar de forma tópica para aumentar los beneficios. Actúa como refrescante, hidratante y elimina el exceso de sebo del rostro. De igual forma otros productos derivados del coco, como el aceite o jabones, también tienen beneficios tanto interna como externamente en el cuerpo.

Beneficios para la piel

El agua de coco y el aceite de coco tienen muchos beneficios para la piel, entre ellos que es un poderoso hidratante, ya que tiene vitamina A, B y E que ayudan a evitar la deshidratación de los tejidos. Resulta muy nutritiva ya que penetra en las capas más profundas de la piel y es usada en el tratamiento de psoriasis, dermatitis y eccemas.

Un tratamiento con coco para la piel favorece la regeneración celular y es un poderoso antioxidante contra el envejecimiento. Es buena para tratar las pieles grasas ya que ofrece una limpieza profunda que evita la aparición de acné y mejora las manchas de la piel. Mejora la circulación de la sangre y oxigena la piel para que este siempre cuidada.

Cómo aplicar el agua de coco en la piel

La aplicación no podría ser más sencilla, si usas solo el agua de coco, solo necesitas limpiar muy bien tu cara o exfoliarla, preferiblemente con productos naturales y luego tomar el agua de coco en forma de tónico y colocarla sobre la piel.

Es muy sencillo y puedes hacerlo varias veces al día, conseguirás un mejor aspecto en todos los sentidos y así aprovechas las bondades del agua de coco en un 100%. Puedes usar el agua que se compra en las tiendas o sacarla directamente del coco, siempre manteniéndola refrigerada y si es fresca solo dura unos 8 días en buen estado.

Si usas el aceite de coco, puedes aplicarlo solo por 30 minutos y luego retirar. Esto actúa como hidratante y resulta excelente para las manchas. Puedes combinarlo con bicarbonato y hacer una pasta exfoliante, ambos productos limpiar la piel a profundidad, mejora el tono de la piel y combate los granos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies